skip to Main Content

Lo que hace que este taller sea distinto y original es que Lolita Bosch no nos enseña a escribir, nos enseña a pensar, pero a pensar literariamente. Aquí no hay fórmulas mágicas ni “aprenda usted a escribir su novela en dos meses”. Hay un Trabajo constante, por su parte y por la nuestra, porque la construcción de una novela se contempla como un proceso largo y muy pensado en el que tienen que pasar varios meses hasta que uno pueda sentarse y empezar a escribir. Un taller exigente y que no deja indiferente a nadie. Casi mejor que ir a terapia.

Back To Top