Saltear al contenido principal

Foto: Jordi Borràs

Lo que más necesitamos para escribir es ser quienes somos. Aprender a hacernos servir con honestidad y rigor, confiar en nuestra capacidad y nuestra curiosidad. En Literal Magazine Lolita cuenta por qué debe quiere darles a los ESTUDIANTES DE LITERATURA Y VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA las GRACIAS por todo lo que le han enseñado. Sin ellas, sin ellos, este campus y este método no sería posible. Entre muchas otras cosas, que nunca agradecerá suficiente, esto es lo que ha aprendido:

Nuestros programas están pensados para que todos puedan hacer este recorrido. Con precios justos y asequibles desde diferentes realidades sociales y personales.

Pero si eres o has sido víctima de la pobreza, la precariedad, la violencia o la exclusión social, y por culpa de eso no puedes asumir los costes de un programa que quisieras hacer, contacta con nosotros en campuslolita@gmail.com para que valoremos tu situación y encontremos una manera de ayudarte.

Todos los programas del Campus están pensados y creados por Lolita Bosch, y parten de la convicción y la conclusión, después de muchos años de trabajar en escritura y paz, de que las víctimas de la violencia, la pobreza extrema o la exclusión social viven en contacto permanente con lo fundamental y generan un conocimiento que no podemos desperdiciar: no sólo en la vida sino también en la escritura. Su necesidad de decir quiénes son y qué les pasa nos pueden educar a ser mejores personas y a escribir mejor. ¿Por qué? Porque hay preguntas que se necesita hacer una víctima y que es imprescindible que se las haga alguien que quiere escribir bien. Preguntas como: ¿qué es esto que he vivido? ¿por qué los demás no lo entienden? ¿puedo de verdad entender y transmitir lo que intento decir? ¿Tengo, de hecho, algo que decir más allá de un primer impulso? ¿Sé pensar que necesito desde un lugar profundo que no me permita engañarme? ¿Sabré decirme la verdad? ¿Sabré construirla?

En el Campus Literario creemos que sí, que la curiosidad es el motor fundamental de la creación literaria y que el talento está absolutamente sobrevalorado. Y creemos también que por el hecho de haber vivido y haber leído tenemos una intuición muy similar a la que tienen las víctimas (y todas las personas del mundo). O cuando menos, suficientemente similar como para aislarla, convertirla en una herramienta y aprender a usarla.

Para hacerlo, Lolita acompaña a las alumnas y a los alumnos en un recorrido de autoaprendizaje, pautado, riguroso y ordenado, en el que las preguntas, las lecturas, los ejercicios y la manera de pensar propia de cada quien pueden ayudarnos a descrubir qué es lo mejor que tenemos y cómo podemos usarlo para escribir bien.

Para explicar su investigación (que a pesar de todo sigue porque a Lolita le parece un recorrido extraordinario de aprendizaje) y su manera de ponerla en práctica, Lolita Bosch hizo esta TED Talk sobre por qué pensar literariamente es entender.

Volver arriba