Saltear al contenido principal

¿Qué es lo que se puede encontrar una en el taller de Lolita Bosch?
Precisamente eso, una propia voz sincera que permita presentarnos al mundo con nuestras palabras. Con base y estructura poderosa.
No significa que vamos a explotar la sensiblería ni el sentimentalismo, pero sí llegar a un punto de emotividad que establezca esta conexión entre historia, lector y autor.
¿Cómo?
Explorando los propios recursos que hemos conocido desde hace años, pero con un método actual, mejorado y que no se ciñe a lo establecido, sino que permite al autor buscar y rebuscar en todos los ámbitos de la vida para que pueda asirse de elementos narrativas, discursivas (que a lo mejor son lo mismo) que puedan hacer una historia significativa que merezca ser contada. Encontrarse a uno mismo y al otro. Desde el fondo de mí puedo decir que fue un taller de autoconocimiento, porque al borrarse las líneas del “debe ser” de la escritura de una novela, me enfrenté a un vasto panorama de cómo y qué hacer, con qué quedarme, qué dejar atrás, qué cosas aprender, qué cosas explorar para poder hacer el mejor trabajo posible.
¿Qué les digo?
Ser guiada por Lolita ha sido genial porque es una fenomenal escritora, maestra y como persona es una fuera de serie. Un honor y privilegio ser su alumna a la distancia.

Volver arriba